Queso fundido en porciones, queso para el aperitivo…

Les gustan a los niños porque son divertidos, pero también atraen a los adultos. Son los quesos típicos de las grandes superficies. Se consumen en porciones, como aperitivo o se utilizan en la cocina para aportar cremosidad.