Emmental rallado, de raclette, mimolette, comté…

Es una familia más tecnológica que artesanal, ya que su fabricación es industrial.  Todo el mundo consume regularmente quesos «cotidianos o culinarios», fáciles de encontrar, y con una amplia selección, en cualquier sección de refrigerados. Son ingredientes imprescindibles de recetas, aderezos o para aportar cremosidad. Estos prácticos quesos se incorporan indistintamente en la cocina clásica y se degustan en caliente o en frío, como picoteo o tentempiés, etc.