Pocas regiones francesas concentran tanta diversidad de terroirs, paisajes, climas e influencias de todo el mundo. De hecho, del litoral mediterráneo a los contrafuertes alpinos, seis departamentos forman la región PACA: Bouches-du-Rhône, Var, Vaucluse, Alpes Marítimos, Alpes de Alta Provenza y Altos Alpes. Como reflejo de esta diversidad geográfica, las producciones locales se distinguen por su variedad. La leche de vaca, utilizada en todas sus formas, se impone especialmente en Alpes de Alta Provenza como un apreciado ingrediente de consumo cotidiano. No obstante, la fama de los productos lácteos locales se basa esencialmente en la producción quesera, menos prestigiosa que en otras regiones francesas pero igualmente rica en sabores. En los quesos se aprecian los sabores de la región: Banon o Brousse du Rove maridan de maravilla con hierbas y rosados de Provenza.