Bellos paisajes, verdes pastos y quesos de renombre: el valle alsaciano, situado en el Alto Rin, siempre ha contribuido a ello gracias a la riqueza de sus prados y a la cría de vacas —en especial, las famosas Vosgiennes (vacas de los Vosgos)—. En el corazón de los Vosgos de Alsacia, es imposible no dejarse tentar por el Munster, único queso DOP del este de Francia.