La calidad de los quesos

La política industrial de Francia, que se orienta hacia la diversidad y la calidad, ha sido crucial para la conservación de las razas lecheras y de...

Las 300 empresas lecheras francesas, respaldadas por un dominio técnico transmitido de generación en generación, elaboran más de 1500 productos lácteos diferentes, desde los más tradicionales a los más innovadores, para responder a todas las expectativas. La seguridad sanitaria es intachable. Todos los procesos son transparentes y se someten a estrictos controles. Prueba de ello es el éxito de los productos lácteos franceses en el extranjero.

Los puntos fuertes de los quesos franceses

Productos frescos de calidad y con total seguridad

La calidad de la leche y de los productos lácteos elaborados en Francia alcanza un grado de excelencia que pone de manifiesto la modernidad de las instalaciones y el nivel de profesionalidad de los ganaderos franceses.
Empezando por las granjas, la cadena de calidad y de seguridad continúa en las empresas de transformación. La leche y los productos lácteos se someten a una normativa especialmente estricta. Los encargados de las explotaciones y de las empresas se aseguran de que dicha normativa se cumpla a rajatabla. La innovación, que se sustenta en la investigación continuada, ocupa un lugar destacado en la industria lechera. Independientemente de que esté vinculada al producto en sí, o al envasado, supone la segunda mayor inversión de las empresas lecheras francesas.
Más información sobre la calidad de los productos

Valorizar el origen y la calidad

A pesar de que las nuevas tecnologías se aplican actualmente a todos los ámbitos, los productores franceses han mantenido su maestría artesanal. Los sellos que identifican el nivel de calidad y la procedencia son reconocimientos oficiales que permiten proteger este patrimonio único. 45 quesos, 3 mantequillas y 2 natas cuentan con la Denominación de Origen Protegida (DOP) que garantiza al consumidor la procedencia y sus características específicas. Además, 1 nata y 6 quesos también han recibido la Indicación Geográfica Protegida (IGP).
Descubriendo los sellos de calidad