&

& Champán semiseco

El champán…

… un semiseco. Este Champán procede del ensamblaje a partes iguales de Pinot Noir, Chardonnay y Meunier. Encandilará a los amantes del Champán dosé. Aproximación sensorial: este Champán semiseco luce un magnífico color oro. El aroma es franco y combina notas generosas de frutos secos con apetecibles olores amaderados que anteceden a un toque especiado. Amplio, potente, complejo, este vino sorprende por su generosidad y su presencia, por su flexibilidad y por su equilibrio. Tiene una agradable viveza que consigue que los sabores afrutados y las notas especiadas destaquen. Prima el aroma a caramelo y el final es sorprendentemente largo y fresco.  

El queso…

… una pasta blanda con corteza lavada de Champaña-Ardenas: el Langres DOP. Aproximación sensorial: la corteza naranja húmeda y brillante rodea una pasta dorada con aromas lácticos y animales. La textura es flexible y untuosa y sabe a nata.  

La combinación

El Champán, que sorprende por su equilibrio y por la facilidad con la que gestiona su faceta dulce, acompaña delicadamente al Langres. Esta pasta, la más láctica entre las pastas blandas con corteza lavada, no debe verse «sobrepasada». Así, la acidez del queso se transforma sutilmente al final de la degustación creando una unión armoniosa y amplia. Esta combinación genera una tercera dimensión de sabores.