& Champán millésimé antiguo

El champán…

… un millésimé de nueve años, por ejemplo, que aporta un apetitoso equilibrio gracias al aroma floral y a fruta madura. Incluso siendo una cosecha antigua, la efervescencia sigue siendo intensa, pero sin llegar a coartar el frescor, la amplitud y la largura en boca.  

El queso…

… una pasta prensada cocida del Franco Condado, el Comté DOP. Aproximación sensorial: la pasta de un tono que va del marfil al amarillo es más blanca si el queso se ha elaborado con leche recogida en invierno. En nariz y en boca, el aroma a mantequilla, a avellana, a nuez e incluso a cítricos se impone al final.  

La combinación

¡A un venerable champán millésime le sobra carácter para hacer frente al Comté! En boca, la amplitud y la largura del millésime acompañan sin esfuerzo al Comté, cuyas características notas a madera y a nuez amplifican estas cualidades.